Presencia

En tus ojos palpitan difusas estrellas de plata, galaxias de nácar.

En tus ojos, que contienen toda la santidad y la perversión.

Entre tus cabellos dormita desnuda la esencia de la Luz,

Pero las líneas de tus manos descienden hacia la Oscuridad viviente.

¿Quién eres tú, extraña dama nocturna envuelta en sombras y silencio?

¿Porque te abrigas contra mi pecho en las más frías noches sin Luna?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s