Cumbre de la arquitectura divina

Morena y misteriosa como la noche elegante,

Inspiras sueños tejidos con corales y joyas vivas,

Así, en la aburrida tristeza de tus semejantes,

Colocas, vivaz y resuelta, la corona de luces de la vida.

 

La lágrima teme con horror tu camino

Y lo ruin, asustado, oculta sus pisadas,

Ya no brama orgulloso y ronco el fatal destino

Sino canta intentando pasar por un dulce arroyo de agua.

 

Al fin encontramos un ángel de naturaleza verdadera

Nosotros, aspirantes a ángeles,

Envueltos en harapos entendemos la cadencia de tus sedas.

 

Sintiendo nuestras espinosas cadenas hechas añicos

Y respirando un cielo que vemos por primera vez,

Sabemos que hemos presenciado una porción de lo divino.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: