Despistes divinos

-Escúcheme, por favor. Venía yo con la bici, rapidito para no llegar tarde y entonces ocurrió. Debió de despistarse Dios o algo pero la realidad se desvaneció. Venía por la calle esa y de pronto me encontraba en el espacio profundo, con unos seres de otra dimensión revoloteando sobre mí. Pasé mucho miedo. Tenían una pinta así entre pulpo y transistor y alitas con las que volaban. Me tiraban de la mochila, se lo juro.

“Ahí Dios debió despertarse porque aparecí en la puerta del colegio una hora después. En serio, fue muy paranormal.

-¿Y por eso has llegado tarde al examen de recuperación?

-Sí. Y los seres me robaron los ejercicios de física y química.

-Estás suspenso, Bernardito. Pero sé positivo; le voy a decir a tu tutora que te suba un punto en literatura. Por creativo. Tenías un uno, ahora tienes un dos. Anda ¿eh?

Anuncios

4 comentarios sobre “Despistes divinos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: