Dios ha muerto, de Nietzsche.

EL HOMBRE LOCO.

¿No habéis oído hablar de ese loco que encendió un farol en pleno día y corrió al mercado gritando sin cesar: ¡Busco a Dios!, ¡Busco a Dios!. Como precisamente estaban allí reunidos muchos que no creían en dios, sus gritos provocaron enormes risotadas. ¿Es que se te ha perdido?, decía uno. ¿Se ha perdido como un niño pequeño?, decía otro. ¿O se ha escondido? ¿Tiene miedo de nosotros? ¿Se habrá embarcado? ¿Habrá emigrado? – así gritaban y reían alborozadamente. El loco saltó en medio de ellos y los traspasó con su mirada. ¿Qué a dónde se ha ido Dios? -exclamó-, os lo voy a decir. Lo hemos matado: ¡vosotros y yo! Todos somos su asesino. Pero ¿cómo hemos podido hacerlo? ¿Cómo hemos podido bebernos el mar? ¿Quién nos prestó la esponja para borrar el horizonte? ¿Qué hicimos cuando desencadenamos la tierra de su sol? ¿Hacia dónde caminará ahora? ¿Hacia dónde iremos nosotros? ¿Lejos de todos los soles? ¿No nos caemos continuamente? ¿Hacia delante, hacia atrás, hacia los lados, hacia todas partes? ¿Acaso hay todavía un arriba y un abajo? ¿No erramos como a través de una nada infinita? ¿No nos roza el soplo del espacio vació? ¿No hace más frío? ¿No viene de continuo la noche y cada vez más noche? ¿No tenemos que encender faroles a mediodía? ¿No oímos todavía el ruido de los sepultureros que entierran a Dios? ¿No nos llega todavía ningún olor de la putrefacción divina? ¡También los dioses se pudren! ¡Dios ha muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado! ¿Cómo podremos consolarnos, asesinos entre los asesinos? Lo más sagrado y poderoso que poseía hasta ahora el mundo se ha desangrado bajo nuestros cuchillos. ¿Quién nos lavará esa sangre? ¿Con qué agua podremos purificarnos? ¿Qué ritos expiatorios, qué juegos sagrados tendremos que inventar? ¿No es la grandeza de este acto demasiado grande para nosotros? ¿No tendremos que volvernos nosotros mismos dioses para parecer dignos de ella? Nunca hubo un acto tan grande y quien nazca después de nosotros formará parte, por mor de ese acto, de una historia más elevada que todas las historias que hubo nunca hasta ahora. Aquí, el loco se calló y volvió a mirar a su auditorio: también ellos callaban y lo miraban perplejos. Finalmente, arrojó su farol al suelo, de tal modo que se rompió en pedazos y se apagó. Vengo demasiado pronto -dijo entonces-, todavía no ha llegado mi tiempo. Este enorme suceso todavía está en camino y no ha llegado hasta los oídos de los hombres. El rayo y el trueno necesitan tiempo, la luz de los astros necesita tiempo, los actos necesitan tiempo, incluso después de realizados, a fin de ser vistos y oídos. Este acto está todavía más lejos de ellos que las más lejanas estrellas y, sin embargo son ellos los que lo han cometido. Todavía se cuenta que el loco entró aquel mismo día en varias iglesias y entonó en ellas su Requiem aeternan deo. Una vez conducido al exterior e interpelado contestó siempre esta única frase: ¿Pues, qué son ahora ya estas iglesias, mas que las tumbas y panteones de Dios?

Nietzsche, Friederich. La gaya ciencia (fragmento 125).

5 comentarios en “Dios ha muerto, de Nietzsche.

    • Tienes razón, Nietzsche a veces es complejo y yo diría que es críptico a propósito. Yo, sinceramente, hay cosas que no entiendo bien. Sin embargo cada vez que lo leo voy profundizando un poco más en su pensamiento, es como si mis oídos fueran acostumbrándose a la cadencia de sus palabras. Lo que dice suele resultarme muy interesante y su estilo brilla y baila como la llama desnuda. Realmente llevo un año o más liado con sus libros, ya me quedan pocos y, aunque quise hacer un paréntesis, al final me puse con la Gaya Ciencia, libro del cual extraje este fragmento. Tenía «mono» de leerle, para mi es casi adictivo. Me va a dar pena cuando termine los cuatro o cinco libros que me faltan.

      Con respecto a lo que me preguntas sobre Nietzsche y Dios, yo creo que él era ateo y también creo que, aunque en este texto construya una escena tan desgarradora, desde su punto de vista es bueno que Dios haya muerto. Al hablar de la muerte de Dios, yo creo que se refiere más bien a la «idea» de Dios. Hasta ese momento el ser humano tenía un referente, una medida y un peso para todas las cosas. El ser humano tenía un padre. Y no por ser algo fantástico o imaginario era menos efectivo. La realidad humana está tejida de convenciones y fantasías. El pez vive en el agua y el hombre en la ficción, y ambos la necesitan; el pez para respirar y el humano para poder ser humano. Teniendo en cuenta esto, yo creo que Nietzsche ve este momento (la muerte de Dios) como una oportunidad del ser humano de emanciparse de sus propio pasado, de romper las cadenas con las que él mismo se ha inmovilizado. La humanidad llega a la edad adulta, por decirlo así, pero llega «sola». No hay seres superiores a los que rezar ni oráculos que nos guíen. Por eso es un momento peligroso y decisivo.

      Intentar entender a Nietzsche requiere paciencia para leerle a él y desconfianza al leer a sus «intérpretes»; muchos de los cuales intentaron hermanarlo con el nazismo (sin ir más lejos su propia hermana) cuando este hombre odiaba al Estado y era claramente anarquista, pero bueno.

      Gracias, Úrsula, por tu interés. Y también por las palabras de tu anterior comentario. Yo creo que existe un vínculo entre nosotros, en el sentido que compartimos algunas ideas y también cierta curiosidad e inquietud intelectual, para mí es un placer intercambiar ideas contigo, la verdad.

      Un abrazo ^^

      Le gusta a 1 persona

      • He vuelto al texto de Nietzsche tras leer tu respuesta y de verdad que lo he disfrutado mucho más, es hermosamente desolador si se puede decir así. Cuando dices que la humanidad llega a la edad adulta, pero llega “sola” … produce cierto escalofrío. Es obvio que ser adulto requiere valentía 🙂
        A por esos últimos libros que te faltan; disfrutalos y déjanos por aquí algún que otro fragmento.
        «El pez vive en el agua y el hombre en la ficción …» Me quedo estas palabras tuyas.
        Creo también en ese vínculo que mencionas, y en esa curiosidad e inquietud intelectual compartidas 🙂.
        Abrazos, Daniel. Qué estes bien 🍃🍀

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s