Las razones de la miseria

Mi nombre es miseria, siembro pobreza por doquier y la riego con la necesidad insatisfecha. Mi jardín no es hermoso, pero me satisface. Tengo muchos aliados entre la gente y también algunos enemigos.

Algunos dicen que mis fronteras se van estrechando, otros vaticinan mi extinción. A los primeros les doy la razón con una sonrisa, de los segundos me río a carcajadas.

Es posible que mi reino mengüe, pero jamás desaparecerá. Porque del barro de mis dominios se decanta el agua más pura: la lágrima. ¿Y acaso sin ella podría existir la alegría?

No.

Cuando muera, la humanidad morirá conmigo.

2 comentarios en “Las razones de la miseria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s