Al ron

 

 

Ardiendo en puro escándalo,

Bailando sobre mi propia alma,

Deleitado en mi particular sándalo:

El ron corsario del alba.

 

Así amanecí alguna que otra vez,

De este modo tan torero,

Por el ron y por eso

Escribiré al etílico placer.

 

Esta vieja bebida filibustera

Cicatrizó muchas heridas,

Durmió muchas penas,

Ofreció alguna salida

Y hubo motines en su ausencia.

 

De este mágico elixir

No mucho he leído.

Comparto los placeres del vino

Pero únanse hoy a mí,

Descansemos de la uva y de la vid

 

Y cantemos por el ron enmudecido,

Por su gran gloria y buen ardid:

Pocos le cantaron a él

Pero bebieron hasta morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: