¡Crac!

 

 

 

El Sol entraba por la ventana, dando luz y calor a nuestros cuerpos que estaban muy cerca, ella se mostraba impaciente.

-La primera vez que vi tu rostro me perdí en tus hermosos ojos, y en su dulce profundidad descubrí que eres tú la que contiene al mundo y no al revés. Eres la flor del día, la alegría de la naturaleza y te amo como jamás nadie amo antes ni amará después. ¿Me estás escuchando? ¿Amor?

-¿Me vas a tener aquí toda la mañana o vas a firmar ya el divorcio? Venga, lenguasuave, que se acaban las barras de pan integrales del Mercadona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: