Al recuerdo traidor

 

Royendo febril este pequeño hueso

Que es todo lo que me queda de ti,

Tosiendo por el fino polvo que producen mis dientes

Y extasiado ante el suave hedor que desprende.

 

Vago, aturdido y narcotizado

(Como quien recuerda)

Por paisajes que nunca existieron,

Sonrisas, amores que nunca fueron.

Creyéndome mi fantasía

Anoto bodas y funerales

Y extiendo una capa de alegría

Donde sólo había hambre.

 

Y si es débil la droga que produce

El evocar, o es lejana

Y su perfume se enrarece

¡Bien puedo con unas pinceladas

Aplicar a mi recuerdo el maquillaje que merece!

 

Otoño de 2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: